Análisis de ratios. Ratios de rentabilidad

Análisis de ratios. Ratios de rentabilidad

Continuando con el análisis de ratios, observamos ahora los ratios de rentabilidad, cuyo objetivo analítico es valorar la capacidad de ahorro de una empresa, esto es, su capacidad de generar beneficio en el futuro. La información sobre la capacidad de ahorro interesa tanto al proveedor de capital propio (accionista) como el de capital prestado. El suministrador de capital propio se interesa particularmente por el futuro potencial de sus dividendos. El prestamista sacará conclusiones de estos ratios sobre el desarrollo del capital propio y particularmente sobre su capacidad de absorber posibles pérdidas. Los ratios sirven de este modo para valorar el riesgo de pérdidas de crédito. Para un análisis más detallado, se puede hacer un análisis de rendimiento, rentabilidad o de cobertura de gastos. Ahora solamente nos centraremos en los ratios de rentabilidad más importantes.

Desde el punto de vista del generador de capital propio, el beneficio de capital propio tiene un significado primordial.

RENTABILIDAD DEL CAPITAL PROPIO = BENEFICIO / CAPITAL PROPIO

Como beneficio, el beneficio neto anual, debería ir dentro del ajuste en la política de medición de cuentas.

En el sistema de ratios, los beneficios del capital propio es el ratio más importante. El beneficio de capital propio ayuda a tomar desiciones de largo alcance tales como si los beneficios deberían ser invertidos con intereses de seguridad a largo (inversiones en el mercado financiero) o si este capital debería ser alejado de la empresa.

Este ratio debería siempre estar claro para las empresas, específicamente si tienen intereses propios.

RENDIMIENTO DE LA INVERSIÓN TOTAL-RENDIMIENTO DE INVERSIÓN = (BENEFICIO + INTERESES) / CAPITAL TOTAL

Para los proveedores externos de capital, el ratio del beneficio invertido es el más importante y comprensivo. Nos da la información sobre el efecto de apalancamiento de la política de deuda y de este modo, sobre el riesgo que se crea por este efecto. El beneficio generado de todo el capital empleado, corregido por los efectos en el beneficio de capital propio resultado de la apropiación de la deuda añadida.

El beneficio invertido es una versión ampliada que se puede definir de la siguiente forma:

El primer factor describe el porcentaje de beneficio de ventas (margen neto operativo), el segundo volumen de capital. Ambos describen el porcentaje del beneficio del capital empleado. Este beneficio invertido demuestra un origen doble en el incremento del porcentaje del beneficio del capital empleado.

  • Por un lado, aumentar beneficios se puede conseguir aumentando el primer factor, ejemplo, aumentando la gama de productos que fabricamos o vendemos.
  • Por otro lado, inmovilizar capital puede surgir más rápido coordinando la gama de producto, así que, el segundo factor «volumen de capital» es mejorado.

Se puede analizar también, la disminución del beneficio de capital empleado, por ejemplo, por causa de la reducción de gama, condicionado por el mercado o por usar demasiado capital para obtener ventas.

Se debería utilizar también para comparar los porcentajes de la industria. Es de particular interés contrastar la tendencia de nuestra empresa en un período de varios años con otras empresas comparables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.