Ethereum la competencia del Bitcoin en el mercado de las criptomonedas

Ethereum la competencia del Bitcoin en el mercado de las criptomonedas

Podemos decir que Ethereum es un nuevo concepto que engloba empresa, lenguaje de programación y moneda criptográfica o criptomoneda en uno solo. Muchos dicen que nació como competencia para el Bitcoin, entre sus creadores destaca el joven de tan solo 22 años Vitalik Buterin y así como en el caso del Bitcoin está basado en el sistema Blockchain.

¿Qué es Ethereum?

Ethereum sale a luz el 15 de julio del 2015, más que como competencia sus creadores lo plantearon como una versión mejorada del Bitcoin, y va más allá de una simple criptomoneda, se trata de una plataforma descentralizada basada en Smart Contracts, es decir; basada en aplicaciones que ejecutan las transacciones que están programadas sin la posibilidad de eliminarlas, modificarlas o falsearlas.

En pocas palabras Ethereum es una plataforma abierta de software que se basa en la tecnología de Blockchain y que permite a los desarrolladores crear e implementar aplicaciones descentralizadas. Puedes crear y ejecutar tus aplicaciones en la propia red de Ethereum sin crear tu propia cadena.

Hablando de la moneda en sí podemos decir que es mejor el cripto activo de Satoshi que el crypto token (Ether) de Etereum ya que Bitcoin está diseñado con un protocolo que le dota de cualidades deflacionarias. Pero Ethereum no es solo el Ether que se usa para pagar las aplicaciones y operaciones dentro de Ethereum y así mantener viva la red.

¿Cómo funciona Ethereum?

Toma como base el sistema de Blockchain, abierto y público dando un paso más en su aplicación. Para ello se crea una infraestructura online que permite mover los valores alrededor del mundo en forma de moneda. A diferencia del Bitcoin, éste permite crear nuevos mercados para las empresas y ejecutar órdenes programadas meses antes de la aplicación de Smart Contracts. Según la web oficial de Ethereum permite:

  • Crear tu propia criptomoneda.
  • Crear un proyecto basado en la confianza de terceros.
  • Crear una organización que funcione de manera democrática.
  • Crear un proyecto nuevo descentralizado.

Sin duda la gran ventaja de Ethereum es su tecnología de Smart Contracts que son códigos que contienen desencadenantes vituales para ejecutar una tarea que se necesita. Estos contratos inteligentes actúan como mediadores en transacciones.

Pensemos en un ejemplo simple: un cliente X contrata a la empresa Y para realizar un trabajo de marketing. La empresa X ingresa el pago en Ether por el valor del trabajo a realizar en una cuenta neutral, fijan los parámetros que establecerían cuando el trabajo de marketing esté realizado. Al coincidir los parámetros fijados para el trabajo con el estatus de realizado se le ingresa automáticamente el dinero en la cuenta de la empresa Y.

Muchos piensan en Ethereum como el futuro, un futuro que va a un paso más allá del Bitcoin, es un sistema mejorado que permite tener más aplicaciones prácticas y sociales. Pero no podemos dejar fuera de perspectiva que tanto Bitcoin como Ethereum no dejan de ser una criptomoneda más, lo realmente sorprendente no es la moneda en sí, si no las posibilidades que abre y cómo hace uso del sistema Blockchain.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.