La integración vertical

La integración vertical

La integración vertical se entiende como la agrupación bajo una misma dirección de varias fases de la cadena de valor consecutivas pero tecnológicamente separables/varias actividades relacionadas verticalmente.

  • Hacia atrás: adquisición de la propiedad y control de la producción de sus inputs.
  • Hacia adelante: adquisición de la propiedad y control de las actividades desarrolladas por sus clientes.

El grado de la integración vertical se puede ver como:

INTEGRACIÓN ———————– EMPRESA HUECA

La medida utiliza es: valor añadido / ventas.

Razones para la integración vertical

  • Costes por interdependencias tecnológicas (Ejemplo: acero laminado). Pero ello no requiere que la propiedad sea común.
  • La estrategia defensiva:
    • Asegurar el acceso a suministros y distribución.
    • Protección de la tecnología clave.
  • La estrategia ofensiva:
    • Estrategia diferenciación: control de calidad.
    • Economías de escala.
  • Incremento del poder del mercado frente a competidores no integrados.

También existen razones NO validas:

  • Como arma para potenciar el negocio básico: apropiarse de los márgenes.
  • Reducir los costes de suministros (Es necesario tener en cuenta todos los costes, directos e indirectos).

Inconvenientes de la integración vertical

  • Pérdida de la ventaja competitiva de los proveedores y/o distribuidores.
    • Diferencias de escala óptima de las etapas de la cadena de valor (Compañías aéreas/ fabricación de sus aviones).
    • Ventajas derivadas de la especialización y experiencia del proveedor y/o distribuidor.
  • Dirección de los negocios estratégicamente diferentes (cadenas hoteleras: inmobiliaria/ gestión hotelera; fabricante/ distribuidor).
  • Pérdida de flexibilidad e incremento del riesgo.
    • Más costes fijos: más apalancamiento: más riesgo.
    • Más inversiones especializadas: barrera a la salida.
  • Problemas de control.

Tendencias recientes

  • Modalidades intermedias entre mercado e internalización: contratos a largo plazo e «integración casi vertical».
  • Redefinición de relaciones con proveedores (más cooperación).
  • Más subcontratación (outsourcing), no sólo de componentes (distribución, servicios).
  • Difusión de la franquicia.
  • Cooperación tecnológica (IBM – Apple, Canon – HP).
  • Redes de empresas (networks) y corporación virtual.

«Los límites entre la empresa y el mercado se difuminan»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.