La importancia de la patente como herramienta clave para la protección de las invenciones

La importancia de la patente como herramienta clave para la protección de las invenciones

Antes de hablar de la importancia de la patente como herramienta clave para la protección de las invenciones, es fundamental tener en cuenta que la patente actúa como un contrato entre la sociedad y el solicitante, visto gráficamente, se puede representar de la siguiente manera:

Por tanto, la patente otorga el derecho a prohibir o a impedir a terceros el uso no autorizado de la invención, mediante acciones legales civiles e incluso penales. Pero, ¿en qué consiste el uso no autorizado?:

  • Para invenciones de producto:
    • Fabricación
    • Ofrecimiento en el mercado
    • Introducción en el comercio
    • Utilización
    • Importación
    • Posesión o almacenamiento a escala industrial o comercial
  • Para invenciones de procedimiento:
    • La utilización del procedimiento o su ofrecimiento
    • Si se trata del procedimiento de obtención de un producto se incluye también el ofrecimiento del producto obtenido

Pero la exclusividad de la patente no alcanza a:

  1. Los actos realizados con fines no comerciales
  2. Los actos realizados para fines experimentales
  3. Los actos que conciernen a productos comercializados con el consentimiento del titular de la patente
  4. Producción individual de un producto médico en una farmacia

Sin embargo… ¡el titular de la patente debe vigilar que nadie infrinja su patente!

¿Qué se puede proteger con una patente?

Como se ha mencionado, la importancia de la patente radica en que es una herramienta que nos permite proteger invenciones, para lo que es necesario comprender qué se considera invenciones:

  • Nuevos productos
  • Nuevos usos de productos conocidos
  • Aparatos, herramientas y dispositivos para obtener o fabricar un producto
  • Métodos, procesos y procedimientos de obtención o fabricación
  • Productos o compuestos químico-farmacéuticos y biotecnológicos

Se protege la regla o efecto técnico, con todos sus modos posibles de realización práctica, independientemente de la forma externa del objeto o aparato en el que implemente la tecnología.

Requisitos de la patentabilidad

Visto ya la importancia de la patente, antes de indicar los requisitos de la patentabilidad, es necesario conocer la existencia del prerrequisito del carácter técnico de la invención, es decir, el objeto de la patente debe ser una solución técnica a un problema técnico (excepto en Estados Unidos). La mera especificación de funciones o medios técnicos no implica automáticamente que el objeto de la solicitud de la patente, sea aparato o método, cumpla el requisito básico de ser de carácter técnico. Ahora si, los requisitos de la patentabilidad son:

1-. Novedad

EL objeto de la patente no está comprendido en el estado de la técnica. El estado de la técnica es toda información accesible al público, en España o en el extranjero, en cualquier idioma, a la fecha de la solicitud de la patente.

2-. Actividad inventiva

No resulta del estado de la técnica de manera evidente para un experto en la materia; o dicho de otra forma, no es una simple evolución o aplicación práctica de los conocimientos que se le suponen a cualquier técnico en la materia.

3-. Aplicación industrial

El objeto de la invención puede ser fabricado o utilizado en cualquier rama de la industria o el comercio.

  • La invención debe tener por lo menos una forma de realización práctica y debe ser reproducible
  • No se juzga la calidad o la rentabilidad
  • Sólo son relevantes las cualidades o características técnicas

4-. Suficiencia de la descripción

La patente debe describir la invención de forma suficientemente clara y completa para que un experto en la materia pueda ejecutarla. Esto no incluye el know-how necesario para fabricar y comercializar de forma económica y exitosa.

¿Qué no es patentable?

  • Invenciones que carecen de carácter técnico
    • Descubrimientos / teorías
    • Obras artísticas
    • Reglas de juegos
    • Programas de ordenador
    • Formas de presentar la información
  • No son susceptibles de aplicación industrial
    • Métodos de tratamiento quirúrgico o diagnóstico aplicado al cuerpo
  • Tampoco son patentables:
    • Invenciones contrarias a las buenas costumbres.
    • Razas animales
    • Variedades vegetales

Patentabilidad del software (programas de ordenador)

Los programas de ordenador hechos a medida por/para su empresa y el contenido de bases de datos propias están protegidos por DERECHOS DE AUTOR. En función de su valor y riesgo de copia, será recomendable hacer un registro especial (código fuente más modulo ejecutable) en el Registro Provincial de la Propiedad Intelectual correspondiente como PRUEBA DE AUTORÍA. Este depósito es confidencial (excepto autor, título y fecha).

Una invención, considerada patentable conforme a los criterios convencionales de patentabilidad, no resulta excluida de la protección porque para su implementación se empleen medios técnicos en la forma de un ordenador, una red de ordenadores u otro aparato programable, junto con el correspondiente software.

Los programas de ordenador que no sean de simple gestión sino que supongan una solución técnica no obvia a un problema técnico (carácter técnico), pueden patentarse como invenciones en España y en Europa («invenciones implementadas por programas de ordenador«).

En Estados Unidos de América no se exige carácter técnico a las invenciones, por lo que allí podría patentarse también un software puro de gestión que supusiera, por ejemplo una solución no obvia de tipo lógico-económico para un problema de gestión empresarial.

El modelo de utilidad

El modelo de utilidad es similar a una patente, similar en términos de:

  • Es un derecho exclusivo
  • Permite al propietario evitar que otros utilicen comercialmente la invención protegida
  • Puede venderse o licenciarse
  • Una solicitud nacional de modelo de utilidad puede convertirse en una solicitud de patente europea en 12 meses, si la solicitud de modelo de utilidad encaja con los requisitos de solicitud europea de patente

Aunque el modelo de utilidad es similar a una patente, es preciso tener presente que en el modelo de utilidad:

  1. El tiempo de vida es de sólo 10 años
  2. Se concede en pocos meses
  3. Puede concederse sin examen (ejemplo: España, Alemania, etc.)
  4. Las tarifas para la solicitud y mantenimiento son más baratas
  5. Solo protegen productos, no procesos
  6. Si no se hace un estudio previo sobre el estado de la técnica se va a ciegas (a la patente se le hace un estudio técnico)

La patente y el modelo de utilidad forman parte de las estrategias empresariales para la protección de los activos intangibles, por lo que es necesario entender cómo funciona la patente, cómo funciona el modelo de utilidad y todos los elementos técnicos y legales que le rodean. Si necesitas más información sobre el funcionamiento de las patentes en España, te invito a que visites la este enlace de la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) donde podrás no solo conocer la importancia de la patente sino también cómo funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.