Estrategias empresariales para la protección de los activos intangibles

Estrategias empresariales para la protección de los activos intangibles

Las estrategias empresariales para la protección de los activos intangibles (particularmente, las innovaciones) persiguen conseguir la ventaja por ser el primero en el mercado «lead time o first mover advantage«, a veces unido a publicaciones defensiva), el secreto empresarial o comercial «trade secret«, registros de propiedad intelectual – industrial «intellectual property rights«.

Cuando se habla de ser el primero en el mercado, se hace referencia a:

  • Una forma indirecta de proteger (rentabilizar) las innovaciones.
  • Salir al mercado antes que la competencia.
  • Asociar nuestro producto innovador a una marca, con fuerte campaña de marketing.
  • Cuando la competencia consiga copiar el producto y salir al mercado (pasados unos meses o años), los clientes deben haber identificado el producto innovador con nuestra marca y no comprarán a la competencia.

Secreto empresarial

Es un conjunto de informaciones secretas, sustanciales e identificadas, es decir; la información secreta, para que tenga valor, no es fácilmente accesible como conjunto, es útil (mejora la competitividad), y está adecuadamente descrita, identificada y/o registrada, además:

  • Protege información de tipo industrial o comercial.
  • La difusión no autorizada de secretos empresariales está penada por las leyes contra la competencia desleal.
  • Poner en marcha un sistemas eficaz de secreto empresarial no es tan fácil ni barato como pudiera parecer.
  • Si la información es divulgada (por ejemplo por espionaje industrial) es casi imposible recuperar la protección.

Resumiendo las estrategias empresariales para la protección de los activos intangibles

  • Ventaja por ser el primero en el mercado («lead time o first mover advantage«).
  • Secreto empresarial o comercial («trade secret«).
  • Títulos de propiedad intelectual – industrial («intellectual property rights«).

Por lo mismo, es necesario tener presente los siguientes principios:

  1. Estas estrategias pueden combinarse: cada empresa debe definir su propia estrategia en función del tipo de activo.
  2. Ninguna de estas estrategias es gratis: es preciso invertir tiempo, esfuerzo y dinero en implementar cualquiera de ellas.
  3. Si el activo intelectual es valioso, el coste de proteger es siempre mucho menor que el de no proteger.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.